Residencias Alzheimer y otras patologías

Las residencias de ancianos albergan a una población diversa, pero hay ciertos perfiles y patologías comunes entre las personas mayores ingresadas en residencias de ancianos. Como son las residencias para personas con Alzheimer y otras patologías. Este tipo de residencia tiene servicios completos para satisfacer las necesidades de los ancianos con gran dependencia.

Mejores residencias Alzheimer

Evidentemente en una residencia para personas con Alzheimer también hay personas válidas. De hecho este perfil de persona mayor busca centros donde haya personas como ellas para poder charlar, compartir actividades, etc. Hay centros geriátricos que cuentan con espacios reservados para personas válidas y otros para asistidos. Luego están la mayoría de residencias donde están conviven todo tipo personas mayores con demencia y otros tipos de dependencia. Pero hay muy pocas residencias especializadas en Alzheimer como tal, que ofrecen terapias especiales como musicoterapias, terapias con animales, etc.

Aquí se presentan las patologías y perfiles más habituales en residencias de mayores:

1. Residencia Alzheimer

Buscar una Residencia de ancianos especializada en alzheimer es lo más habitual en el sector. En Residencias y Salud recibimos alrededor de un 20% del total de las consultas. Es decir, es una de las demencias más habituales en residencias de mayores.
El Alzheimer se caracteriza por ser una enfermedad mental irreversible y progresiva que a día de hoy por desgracia no tiene cura. el Alzheimer se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral; las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal. A medida que avanza también provoca episodios de agresividad, sobre todo con las personas más cercanas.

residencias-para-personas-con-alzheimer

En este artículo podemos leer sobre las fases del alzheimer.

2. ¿Qué Enfermedades Neurodegenerativas vemos en Residencias para personas con demencia?

Las siguientes patologías o demencias generan un alto grado de dependencia de la persona que las subre. Es por este motivo que los cuidadores tendrán que sopesar en un momento dado el ingreso en residencias para personas con demencia

  • Demencia: La demencia, incluyendo el Alzheimer, es una de las razones más comunes para ingresar en una residencia. Esta condición implica una pérdida progresiva de la memoria y otras funciones cognitivas, que dificulta la capacidad de los ancianos para vivir de manera independiente.
  • Enfermedad de Parkinson: Caracterizada por temblores, rigidez muscular y dificultades de movimiento, el Parkinson puede hacer que las actividades diarias sean un reto considerable, llevando a la necesidad de cuidados continuos.
    La enfermedad de Parkinson consiste en un desorden crónico y degenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor, que no afecta por igual a todos los enfermos que la padecen y se manifiesta con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos
  • Otras Demencias: Además del Alzheimer, existen otras formas de demencia como la demencia vascular y la demencia con cuerpos de Lewy, que también son comunes en las residencias.
  • Ictus: es una anomalía traumática en el riego sanguíneo del cerebro que altera la función de una parte del cerebro. Son un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos. Algunos sinónimos del ictus son: accidentes cerebrovasculares (ACV)ataque cerebrovascular, enfermedad cerebrovascular (ECV), ataque cerebralembolias, embolia cerebral, infarto cerebralderrame cerebral apoplejía.

3. Enfermedades Crónicas y Degenerativas

  • Enfermedades Cardiovasculares: Muchas personas mayores sufren de condiciones como la insuficiencia cardíaca, la hipertensión y las arritmias, que requieren monitoreo y cuidados regulares.
  • Diabetes: La diabetes es frecuente en la población mayor y puede llevar a complicaciones significativas si no se maneja adecuadamente, como la neuropatía y problemas circulatorios.
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): Esta enfermedad afecta la capacidad respiratoria y es común entre las personas mayores, especialmente aquellas con antecedentes de tabaquismo.
  • ELA (esclerosis lateral amiotrófica): es una enfermedad degenerativa incurable que afecta al sistema nervioso, en concreto a las células llamadas motoneuronas que se encuentran en el cerebro y en la espina dorsal. A medida que avanza la enfermedad estas células se deterioran, disminuye su funcionamiento y mueren. Como son las encargadas de transmitir las órdenes del cerebro a los músculos voluntarios, al no llegar dichas ordenes los músculos se atrofian poco a poco hasta provocar la muerte del paciente.

De estas enfermedades probablemente la ELA es la más cruel. Aunque todas ellas pueden conllevar un alto grado de dependencia y por tanto ser motivo de ingreso en una residencia para mayores.

4. Problemas de Movilidad y Caídas

  • Osteoartritis y Osteoporosis: Estas condiciones afectan las articulaciones y la densidad ósea, respectivamente, lo que aumenta el riesgo de caídas y fracturas.
  • Recuperación de Fracturas: Muchas personas mayores ingresan en residencias tras sufrir fracturas, como las fracturas de cadera, que pueden limitar gravemente la movilidad y la capacidad para realizar actividades diarias. En Residencias y Salud podemos confirmar que las fracturas de cadera, rotura de fémur y las fracturas de costillas son bastante habituales a partir de los 85 años.
    Más información sobre Caídas en personas mayores

Las caídas junto con el alzheimer son dos de la causas más comunes que dan lugar al ingreso en residencias de la tercera edad.

5. Enfermedades Mentales

  • Depresión y Ansiedad: Las personas mayores pueden experimentar trastornos del estado de ánimo debido a la soledad, la pérdida de seres queridos o el ajuste a la vida en una residencia.
  • Trastornos Psiquiátricos: Algunas personas mayores pueden tener condiciones como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, que requieren supervisión y tratamiento continuos. Sobre este apartado podemos confirmar que hay Residencias de ancianos preparadas para atender personas con problemas psiquiátricos y otras que no. Todo dependerá de si tienen comportamientos violentos o no, ya que con la medicación adecuada suelen estar estables pero no en todos los casos.

6. Otras condiciones que necesitan cuidados especiales en residencias de mayores con Alzheimer

6.1 Problemas Sensoriales

  • Pérdida de Audición y Vista: La pérdida auditiva y los problemas de visión son comunes y pueden afectar significativamente la calidad de vida y la capacidad de interactuar con el entorno.
  • Degeneración Macular y Cataratas: Condiciones como estas son comunes en las personas mayores y pueden llevar a una pérdida de visión considerable.

6.2 Condiciones Terminales y Cuidados Paliativos

  • Cáncer: Muchos ancianos ingresan en residencias de ancianos para recibir cuidados paliativos durante las etapas finales del cáncer.
  • Otras Enfermedades Terminales: Condiciones como la insuficiencia renal crónica o la enfermedad hepática avanzada también pueden llevar a la necesidad de cuidados a largo plazo.

6.3 Problemas Nutricionales y de Hidratación

  • Desnutrición: Los ancianos pueden sufrir desnutrición debido a una ingesta insuficiente de alimentos o problemas para absorber nutrientes.
  • Deshidratación: La deshidratación es común en personas mayores debido a una disminución en la percepción de la sed y problemas de movilidad.

6.4 Condiciones de Salud General

  • Polifarmacia: El uso de múltiples medicamentos para tratar diversas condiciones es común y puede llevar a interacciones y efectos secundarios que complican la salud general de la persona.
  • Infecciones Recurrentes: Las personas mayores son más susceptibles a infecciones como las infecciones urinarias y respiratorias, que pueden ser recurrentes y requieren manejo continuo.

6.5. Necesidades de Cuidados Especializados

  • Personas con Gran Dependencia: Aquellos que necesitan ayuda con la mayoría de las actividades diarias, como comer, vestirse y bañarse, debido a múltiples problemas de salud o discapacidades.
  • Personas con Trastornos Conductuales: Algunos ancianos pueden presentar conductas desafiantes que requieren un entorno controlado y estrategias específicas de manejo.

Estos perfiles y patologías son una guía general de lo que se puede esperar encontrar en una residencia de ancianos, y resaltan la importancia de contar con un equipo profesional y servicios adecuados para atender a estas necesidades complejas.

geriatricos-para-mayores-con-demencia

Residencias de ancianos especializadas en Alzheimer

En Residencias y Salud atendemos a cientos de familias en toda España que nos preguntan por residencias de ancianos especializadas en Alzheimer.
Como por desgracia el Alzheimer es tan corriente en personas mayores todas las residencias tienen residentes con esta enfermedad. Es decir, todas las residencias en principio están preparadas o son residencias para enfermos de alzheimer.
Nosotros recomendamos las residencias de tamaño medio o incluso residencias pequeñas de menos de 50 residentes. Esto es porque las personas con Alzheimer se desorientan muchísimo además de que les conviene el tratar siempre con las mismas personas. En las residencias de gran tamaño la rotación de personal es mayor y el trato en general es menos personalizado.

Si necesita una residencia para cualquiera de las patologías mencionadas consulte a un experto, Buscador de residencias de ancianos